¿Qué es la Terapia Neural?

La Terapia Neural es un método de tratamiento de las enfermedades causadas por trastornos en el sistema eléctrico del cuerpo, el cual trabaja sobre el Sistema Nervioso Vegetativo (SNV). La finalidad de la Terapia Neural es facilitar los mecanismos de auto curación del organismo enfermo, mediante estímulos en puntos específicos.

La aplicación de esta terapia se basa en la desintoxicación de tejidos enfermos, así como de corregir señales electro-químico anormal que se originan en lesiones superficiales y profundas.

Cualquier infección, inflamación, traumatismo, cicatriz, afección odontológica, etc. Padecido en cualquier parte del organismo, así como afecciones psíquicas estresantes, puede actuar como Campo Interferente.

Para neutralizar estas irritaciones se inyecta una sustancia llamada procaína en los puntos del sistema nervioso que se considera que están más irritados y que podrían ser factores determinantes en la enfermedad. La mejoría lograda con la Terapia Neural puede ser inmediata y suele aumentar con la repetición, hasta llegar a la ausencia de síntomas; a diferencia de la terapéutica farmacológica en la que el organismo acaba por habituarse al medicamento siendo necesaria cambiarla o aumentar la dosis para lograr efectos similares.

Beneficios

  • Elimina los dolores agudos en cualquier parte del cuerpo provocados por cualquier padecimiento.
  • Combate de la inflación de manera eficaz y casi inmediata.
  • Es de gran ayuda en problemas circulatorios
  • Combate la rigidez muscular recuperando la movilidad de la parte o partes de cuerpo afectadas.
  • Elimina las molestias provocadas por la migraña crónica.
  • Combate padecimientos dermatológicos.
  • La terapia Neural es un gran tratamiento contra la sinomatología provocada por las quimioterapias en pacientes con cáncer.
  • Es gran aliada en cualquier padecimiento oncológico, contrarrestando las molestias.
  • En pacientes con diabetes, ayuda a eliminar las molestias provocadas por este padecimiento, como el pie diabético, mejorando también, la calidad de vida de los pacientes.
  • En personas de edad avanzada mejora la calidad de vida.
  • Ayuda a la cicatrización provocada por quemaduras y ulceras varicosas.
  • Elimina las molestias provocadas por alergias y en algunos casos elimina las mismas.
  • Alivia las heridas provocadas por la diabetes, evitando en muchos casos la amputación de las partes del cuerpo afectadas.
  • En enfermedades reumáticas crónicas combate los síntomas eliminándolos y generando una mejor movilidad y desinflamación en articulaciones.